Día internacional de la donación de órganos y tejidos: acciones para concientizar sobre la vida

0
199

Queridos payalectores de Qué Hacemos má?!

Se acerca el 30 de mayo, “Día internacional de la donación de órganos y tejidos”.

Payamédicos con su Dispositivo Payasol, hace ya un tiempo organiza una campaña que consiste en “Dibujar un sol y darlo” afirmando de ese modo la acción de donar de órganos y tejidos. Desde hace unas semanas, en todos los puntitos naranjas del país, donde se encuentra Payamédicos como organización, se comenzaron a dibujar soles para intercambiarnos el mismísimo 30 de mayo, a lo largo y a lo ancho del territorio nacional.

El sol, que simboliza para nosotros la donación de órganos, surgió en una de las tantas intervenciones del Dr Verdín Vaporín, el payamédico Fundador de la ONG, José Pellucchi, con una niña que esperaba un trasplante cardíaco, quien representó su corazón con un sol. Es así como, tras un deseo de salud, y el juego de palabras entre “solidaridad” y “SolYdarYdar”, Payamédicos inicia este Dispositivo Payasol, donde el mundo intercambia soles con los payamédicos, en esa hora en la que astro rey está en lo más alto, y la única sombra se esconde en la suela de nuestros zapatos.

Desde Payamédicos en Córdoba se comenzaron a realizar soles en los payahospi, en jardines maternales, en geriátricos de toda la provincia ¡Soles en todas sus formas, dimensiones, colores y texturas!

Cabe destacar que hace ya algunos años, Payamédicos comenzó a trabajar en esta temática junto a ECODAIC, ente coordinador de ablación de implante de Córdoba

En esta oportunidad Inés Caro Wilde y Cecilia Godoy, integrantes de nuestra organización, asistieron al encuentro  con los anfitriones y con  quienes  en conjunto, participarán de esta celebración: los payamigos Paula Colulla y Diego Molina.

Desde 1989 ECODAIC es un ente coordinador de ablación de implante de Córdoba, un organismo jurisdiccional del INCUCAI, pero dependiente del Ministerio de Salud de la provincia, tiene sus organismos jurisdiccionales en todas las provincias, es decir que hay 24 organismos jurisdiccionales que hacen las veces de INCUCAI en cada provincia.

Diego Molina, Médico Coordinador de trasplante ECODAIC, nos informó sobre el tema: “en el 2015 tuvimos el récord de donantes en Córdoba. La donación siempre va acompañada a un estado social generalmente, pero hoy por hoy, la concientización ha aumentado muchísimo. Hoy en  Córdoba no hay duda sobre el diagnóstico de muerte, cuando se habla de muerte cerebral no hay duda,  nadie plantea duda sobre la muerte cerebral, en eso somos muy  claros, en cómo le explicamos, cómo le informamos a las familias.  Lo que pasa en general es que somos una sociedad bastante egoísta, se hace mucho culto al cuerpo y nadie quiere dar, pero es muy distinto cuando están en una lista de espera. Lo que tiene el trasplante es que depende de la medicina pero la cura no la tiene la medicina, la tiene el otro ser humano, y siempre dependemos de la voluntad de otro ser que en vida, estaba a favor de la donación.

En Córdoba tenemos muchos donantes  y en las capacitaciones hablamos sobre donación y trasplante a los docentes, para que ellos toquen la problemática en las escuelas secundarias, ya que hay que empezar por la educación, desde los niños y jóvenes, ellos son quienes difundirán valores y acciones que dejen al egoísmo de lado. Donde más cuesta la donación es en padres de 50 a 60 años, pero a padres jóvenes, no. La medicina ha cambiado. Hace muchos años atrás el trasplante era muy raro, hoy no”, concluyó el Dr. Molina.

El año  pasado se trasplantaron 2854 personas en Argentina. En Córdoba, la tasa de donante se mide por millón de habitante. En el 2016 tuvimos una tasa de 14 donantes, por millón de habitantes.

La importancia también radica  en que cuándo donamos, donamos cada uno entre 7 a 9 vidas. Porque tenemos: hígado, corazón, dos pulmones,  dos riñones, el páncreas, dos corneas, dos válvulas cardíacas y huesos ¡muchas vidas!, das tu 100% a otra persona.

Hace ya unos años iniciamos una simpática amistad con Paula Colella, del Área de Comunicación del ECODAIC, quien, cada vez que se acercan los 30 de mayo, está pensando nuevas acciones para celebrar el día que nos congrega.

Paula nos comentó que este año,  junto a la Agencia Córdoba Cultura de la Provincia, se iluminarán todos los museos de Córdoba de color verde (29, 30 y 31 de mayo), ya que el verde identifica la esperanza de aquellas personas que se encuentran en lista de espera para un trasplante y también  representa  agradecimiento, ese color significa a nivel internacional, el agradecimiento a todas las familias de los donantes que solidariamente expresaron su voluntad de donar, una vez fallecidos.

El 30 de mayo también se realizará una jornada formativa, la idea es brindar conocimientos a toda la ciudadanía en la plaza San Martin de 9 a 15 hs. Será una actividad junto a Payamédicos, con muchos promotores voluntarios, entre ellos Cruz Roja, Escuela de paramédicos (USEDMA), equipos de salud del ámbito público y privado. También estará presente Hemoderivados de la UNC y la Municipalidad de Córdoba. Todos en conjunto, dado que de algún modo u otro, ellos participan en la procuración de órganos y tejidos para trasplantes. Es importante para la cuidadanía ver a todos estos actores sociales trabajando para una misma causa, es una acción de gran impacto que todos necesitamos.

 

Ser parte de ECODAIC

Paula Colella asegura estar feliz de pertenecer a la organización y comenta porqué ingresó a ella:

Este era mi lugar en el mundo, es mi lugar, creo que nada es causal, siempre fui donante desde chiquita, siempre fue una lucha con mi mamá que no entendía y en mi casa no se hablaba de donación. Después llegue acá, yo quería venir y no había un espacio para los comunicadores. Recién ahora en salud estamos muy visibilizados ya que no hay promoción ni prevención de salud sin comunicación y la OPS (Organización Panamericana de la Salud), identificó esa necesidad allá en el año 89’ y donde determinó que todas las reparticiones públicas deben tener un comunicador o comunicadores y ahora  estamos en avanzada y hay especializaciones, diplomaturas, post grados para ir especializándote. 

Para mí no es un trabajo, no lo hago como un trabajo, no lo siento así, soy una privilegiada. Mi objetivo es naturalizar la donación de órganos. No sé si lo voy a ver, pero sembramos todos los días para algún día tener esa cosecha de que sea condición “sine qua non” y  que este implícito ser donante. Que lleguemos a la naturalización que tiene España, que cuando se da el diagnóstico médico y por ejemplo, se detecta muerte cerebral, es el mismo familiar el que expone que quiere donar ¡Ese es mi gran sueño!, que nadie espere.

Para el Dr. Diego Molina, también es esencial su tarea, por su  fuerte experiencia de vida asociada al tema.

Soy especialista en terapia intensiva,  hijo de un paciente que estuvo en lista de espera con diálisis renal, no llegó a trasplantarse y murió por un ACV  hemorrágico y terminó siendo donante, para todo esto yo era muy chico, todavía estaba estudiando medicina, después empecé mi especialidad y me dediqué a recuperar trasplantados de hígado.  Siento que nací para trabajar en esto. Siento el  dolor cuando voy hablar con las familias por muerte cerebral, pero atrás de ese dolor y de la muerte, hay una esperanza que es la donación.  Atrás de la muerte siempre hay vida, entonces siempre  le digo a la familia que son muy pocas las personas que tienen la posibilidad de morir en muerte encefálica, porque si hay algo de lo que estamos seguros, es de que todos nos morimos, los que mueren con muerte encefálica tienen la posibilidad de seguir dando vida después de la muerte, el resto, que no llega a morir de esa manera, nos desintegramos en 3 o 4 días, entonces ser donante es una condición no se si mística, pero es un paso más de la vida.  La muerte es el proceso y es un paso más hacia otra vida. A veces el trasplante es cuestionado desde lo místico o lo religioso.

 

¡DIBUJÁ UN SOL Y DALO!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here