Entrevista a Cándida Dà: “Un rollo de papel puede convertirse en poesía colectiva”

0
235
Alejandra Toledo es "Cándida Dá"

 

Tuve la oportunidad de conocer a Cándida en un encuentro de “Semimontados infantiles” que organizáramos hace ya algunos años junto a los artistas de Usina de Teatro, donde niños ponían en escena obras de teatro que otros habían escrito para participar de una Concurso nacional de escritura, creado y anunciado por este portal.

Cándida fue la conductora del evento de presentación de las obras infantiles, y en aquel momento, pude constatar la atracción que niños y grandes sentían por el personaje. Enseguida me pregunté ¿en qué radica el magnetismo de Cándida?

No es una payasa común y corriente, como podemos ver por aquí y por allá, Cándida tiene un encanto especial, un no sé qué que consigue iluminar a todos mientras seguimos sus andanzas. Tal vez sea esa mixtura entre niña y adulta que se expresa mediante el humor y el absurdo, la profundidad de su mirada, la sonrisa amplia y franca, su voluntad de mostrarse como es, haciéndonos reir de nosotros mismos. O quizás sea lo que su creadora, Alejandra Toledo, dice que Cándida tiene: ingenuidad, torpeza, la habilidad de reírse de lo serio y de lo aburrido, su capacidad para abordar situaciones cotidianas de manera distinta, o de “habitar territorios imprevistos y originales”, como explica la misma Alejandra.

Lo cierto es que Cándida, como su nombre manifiesta, es calidez y risa, emoción y llanto, busca, como todo clown, explorar la condición humana desde un lugar relajado, desenfadado, muy similar a la mirada de un niño.

Hace algunos años recorre los escenarios teatrales de nuestra querida Córdoba, con sus espectáculos “Cándida ”, “Paraguagüita y “Cascaja”.

Pero además, como Cándida es una payasa que cumple sus sueños, se está dedicando a “andar por barrios y localidades del gran Córdoba, en donde se encuentra con cientos de niños y abuelos, muchos de los cuales no conocen los teatros del centro de la ciudad,  chicos y grandes con corazones fantásticos, de los tamaños y colores más raros y disímiles, con quienes comparte risas, sueños y narices payasas”, según cuenta Alejandra.

Quienes todavía no la conocen, durante lo que resta del año, podrán visitarla o seguirla por diferentes espacios culturales de la ciudad de Córdoba y del interior, para descubrir más sobre el mundo de esta payasa tan querida y entrañable, que forma parte del grupo Balbuceando teatro, integrado por Mariano Medina, Cecilia AstiniAnna Cubeiro y por supuesto, por Alejandra Toledo.

En plenas vacaciones de julio, conversamos con Alejandra, para saber más sobre el personaje que nos convoca, y sobre su trayectoria como actriz y productora, abarcando pasado, presente y futuro.

 

QHM:-¿Cuándo te diste cuenta que querías ser actriz o hacer teatro?

-Recuerdo claramente una escena con mi padre, habré tenido seis o siete años, yo  estaba cantando y actuando frente a un inmenso espejo en casa de mi abuela. Él me preguntó qué hacía, y yo le dije con mucha seguridad que actuaba y que eso era lo que más me gustaba y lo que quería hacer cuando fuera grande.

 

 QHM:-¿Cómo llegó el teatro a tu vida?

-Diría que más que el teatro, la actuación llegó a mi vida desde distintos lugares y me cautivó  de  muy pequeña, intempestivamente. Desde el circo, al que iba una y otra vez de la mano de mis abuelos; el cine, por supuesto, con el Charlot de Chaplin, la televisión en blanco y negro con los grandes capas y capos cómicos como Niní Marshall,  Nelly Laínez, Susana Brunetti, Dringue Farías, Pepito Marrone, Los cómicos de La Tuerca. Recuerdo que con no más de ocho o nueve  años,  junto a mis hermanas, jugábamos a montar pequeñas obras de teatro y títeres en la terraza de casa, e invitábamos a parientes y amigos, vendíamos entradas, hacíamos programas, actuábamos haciendo de todo, casi casi, igual que ahora.

 

QHM:-¿Cómo surge Cándida Dá?, ¿cómo fue la primera vez que apareció?

Allá por el 2007,  desde Balbuceando teatro  con Rafael Reyeros, comenzamos a incursionar en el mundo del clown y el circo, él nos hizo conocer a dos grandes maestros europeos:  Meyerhold  y  Kantor,  profundos conocedores de estos lenguajes considerados “menores” por el teatro “serio”. Luego, de la mano de Paco Giménez y su grupo Los Delincuentes, comenzamos a  investigar sobre el Circo Criollo y ahí fue que el universo payaso terminó de atraparnos. Para profundizar  en la técnica,  a mediados de 2010, contratamos a Julieta Daga para que dicte un seminario a nuestro grupo.  Fue en esa instancia que realicé una entrada, una  secuencia de pequeñas acciones, y mis compañeras se empezaron a reír, así nació Cándida.

A partir de esas vivencias y después de muchos talleres y seminarios realizados con Los Solitarios, Gabriel Chamé, Néstor Muzo, Tiago Araujo, Walter Velázquez, Florencia Ávila y Marina Barbera, montamos Goujom Guagüita, un espectáculo para todo público en dúo clown que hicimos durante dos temporadas. Entonces  comenzó a surgir un universo conmovedor alrededor de Cándida, junto a la necesidad imparable de desarrollar nuevas andanzas. Así fue que, con la ayuda invalorable de Paco nació Cándida Dà, un espectáculo de creación colectiva de esta mujer clown o payasa, que desde el absurdo expresa su incertidumbre y desorientación existencial afrontando la eterna lucha entre la realidad y los deseos.

 

QHM:-¿Cuáles son las características principales de la payasa? ¿Qué ama, qué le disgusta, con qué sueña o se ilusiona?

-Cándida es una payasa que desea por sobre todo hacer reír, llorar y hasta enamorar, todo eso juntito, al mismo tiempo.  Así, ella procura abrir una puerta para crear una “vida otra”: su curiosidad la lleva de andanzas por espacios-tiempos diversos, en los cuales busca siempre encontrarse con los espectadores a partir de la poesía y de la risa tragicómica, compartiendo  sus humanas debilidades y riéndose juntos de ellas.

 

QHM:-¿Con qué elementos construiste el personaje, más allá de lo personal, y todo lo aprendido como actriz?, ¿quiénes o qué cosas, o factores, aportaron a su construcción?

-Al igual que los antiguos payasos, Cándida tiene  una nariz roja, esa pequeña máscara  con la cual puede burlarse ingenuamente de todo lo serio y aburrido. Cándida es una payasa, tonta, ingenua, también es una  ex-céntrica, es decir, una payasa que se instala fuera del cualquier “centro”; prefiere y elige habitar territorios imprevistos y originales, en donde lo cotidiano es visitado con una nueva mirada, creo que su fuerza reside precisamente allí,  en la  posibilidad de hacer poesía con sus músculos, de jugar con pequeñas cosas: en sus manos payasas un palito de madera le puede permitir descubrir secretos y debilidades de los espectadores, un rollo de papel de cocina puede convertirse en poesía colectiva.

Pienso que es darse la posibilidad de recuperar juegos de la niña que fui y  que de algún modo sigo siendo; también poner en escena con valentía cosas contradictorias que me  avergüenzan o  me atraviesan. Y también el gusto, el placer de profundizar en la vasta tradición de mujeres comediantes, y de cómicos que fueron construyendo a lo largo de siglos poéticas de lo absurdo, de lo cómico.  Es toda esa mezcla que habita en Cándida y que ojalá la siga haciendo crecer hasta llegar a su más pura niñez.

 

QHM:- Cándida viajó junto a Mariano Medina a Cuba, y allí presentaron espectáculos, participaron de foros, dictaron talleres, etc. ¿Cuáles fueron las experiencias más significativas de ese encuentro cultural?, ¿anécdotas que resulte interesante contar?

-Sí, Balbuceando teatro fue invitado a participar  en el  III Encuentro Internacional de clowns. Viajamos junto a Mariano, Cecilia y Pablo, y fue para nosotros una experiencia sumamente vital y potente; llegamos con el deseo de compartir y aprender de una gran diversidad de experiencias y miradas, ya que el encuentro reunía a payasos de diversos lugares y culturas. Y así fue, Ernesto Parra y su troupe, un modo de estar en comunidad, un acercamiento  profundo entre los cultores del género para compartir e intercambiar saberes y técnicas durante días muy intensos.

Para nosotros fue un gran desafío ya que el lenguaje payaso es un territorio todavía mayoritariamente ocupado por los hombres, a pesar del gran avance femenino en las últimas décadas. Presentamos “Cándida Dà” y “Paraguagüita”, espectáculos de clown teatral, claramente ligados al absurdo, alejado de los relatos y formatos dramatúrgicos convencionales.

“Cascaja”, nuestro  último espectáculo, justamente tiene mucho que ver con la experiencia cubana.  Por un lado, habíamos previsto quedarnos a trabajar con el maestro Ernesto para que nos asesorara con el proceso. Fueron tres días profundos donde la generosidad y rigurosidad del director de Teatro TuYo terminó de perfilar la obra, y nos enriquecimos además dialogando sobre nuestras diferencias en cuanto a lineamientos poéticos y actorales, o sea, las diferencias, en vez de alejar, fueron un puente para reforzar vínculos. Por otro lado, visitamos algunas escuelas primarias donde probamos algunas escenas y fue muy divertido sobre la marcha ir ajustándonos al lenguaje y al humor caribeño.

Finalmente, hubo algo que resultó emocionante; las letras de las canciones de Cascaja pertenecen a Laura Devetach. Cuando lo mencionábamos, descubríamos sorprendidos que ella ha despertado afecto y admiración también allá en la isla, a partir de dos de sus libros editados allí, que resultaron significativos para el campo de la literatura Infantil cubana “Monigote en la arena” y “Cola de Flor”. Hay obras de teatro incluso basadas en algunos de sus cuentos. Fue hermoso volver a argentina con fotos y anécdotas que compartir con ella.

 

“Me gusta pensar que el  clown es presente puro, es estar en la escena, exponiendo nuestra humanidad y  dejándose conmover por el público, es una forma poética de actuar, y también de afrontar la existencia”.

 

QHM:- Siempre pensaste montar espectáculos para chicos a partir de esta clown, o quizás en su momento pensaste en algún espectáculo para adultos, o que fuera para la familia?

Precisamente, uno de los aspectos que más nos enamoró de este lenguaje  es que es posible crear espectáculos para compartir con chicos y grandes. También por eso decimos que en Balbuceando teatro  somos  excéntricos, ¡porque buscamos crear propuestas para todo público! Nosotros nos empecinamos en crear espectáculos para ser disfrutados por chicos, jóvenes y adultos todos juntos. Intentamos aprender de los grandes maestros y maestras del género: Chaplin, Keaton, Mabel Norman, Tati, Liest Karlstadt o Karl Valentin y más cerquita nuestro, Niní Marshall. También Cándida y sus seis temporadas de andanzas nos ayudaron a comprender esto, y desde esa experiencia alimentamos nuestras últimas aventuras.

 

 

 

QHM:-¿Qué pensás de la proliferación de clowns en el teatro para chicos y en los nuevos personajes que irrumpen año a año en la escena cordobesa?, ¿considerás es un recurso usado en justa medida, en exceso?, ¿por qué creés se recurre constantemente a él? 

-Creo que cuanto más situaciones de desigualdad atraviesan a una sociedad, los artistas populares buscarán más la risa como antídoto ante una realidad adversa. Tal vez esa sea una de las causas por lo cual el lenguaje clown se sigue extendiendo en nuestra ciudad, también en el país. Me gusta pensar que el  clown es presente puro, es estar en la escena, exponiendo nuestra humanidad y  dejándose conmover por el público, es una forma poética de actuar, y también de afrontar la existencia. Creo que como sociedad, necesitamos de los payasos para comprendernos y aceptarnos en nuestra tragicómica y humana tontera, y por eso cada vez somos más, no solo en el circo, también en el teatro y en la calle, en los hospitales.

 

QHM:-Te reconocés como una actriz, productora y dramaturgista interesada en los temas tabú dentro del teatro para las jóvenes audiencias ¿Pensás en hacer alguna obra que toque un tema comprometido o controvertido, tal vez?,¿Con Cándida, sin Cándida?. ¿Qué obras recomendarías a los chicos ver, al respecto?

-Sí, junto al grupo y también con compañeros de Gulubú,  grupo de estudio sobre Teatro para Jóvenes y Niños del que formo parte, estamos soñando, experimentando y escribiendo pequeñas escenas sobre algunas temáticas controversiales que cruzan hoy  niños y jóvenes más vulnerables. La venida de Suzanne Lebeau y el trabajo que comenzamos a realizar junto a ella nos planteó la necesidad de profundizar no solo en temáticas, sino también en nuevas formas escénicas… y allí vamos, sin prisa y sin pausa, experimentando.. Una obra que me pareció interesante es “El niño de papel”, de Ana Alvarado, que aborda la discriminación desde una óptica original; también en Gulubú hemos abordado textos de jóvenes autoras finlandesas  y próximamente analizaremos textos de Rodrigo García, que han tenido excelente recepción entre los jóvenes  inmigrantes en Francia.

 

QHM:- ¿Estás ideando algún nuevo proyecto escénico?,¿cómo será?

-Estamos trabajando para llevar a escena un nuevo espectáculo, esta vez, pensando en los más pequeñitos. Cascaja, nuestra última creación colectiva,  trata acerca  del poder de los libros y la lectura. Esta nueva experiencia creativa, que aún no tiene nombre propio, parte de una pregunta, ¿Cómo leen los que no leen? Desde esa incertidumbre, nos embarcamos con Anna Cubeiro, Mariano Medina y Chechu Astini en un nuevo proyecto para los más pequeñitos, que pensamos mostrar a público a finales de esta temporada.

 

¿Dónde se presentará Cándida?

Julio.

Cascaja

Festival Historias de Vacas Jesús María

Centros Culturales y Asociaciones Vecinales, de la mano del Programa Cultura Territorial

Agosto.

Teatro Breve infantil, Cándida y Balbuceandoteatro serán parte del ciclo, todos los sábados y domingos de agosto en el Paseo de las Artes, a partir de las 18:00Hs.

Cascaja

Viernes 11  Jornadas  Cedilij 2017 Lectura: Otras Poéticas

Domingo 13 En un Lugar de la Mancha

Domingo 20 La Beba teatro, Río Ceballos.

Septiembre.

Gira Interprovincial, teatros, escuelas y bibliotecas de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

 

Más sobre Alejandra Toledo (Actriz, clown, productora teatral)

Nace en 1962  en Río Cuarto, provincia de Córdoba. En los años ochenta se traslada a la ciudad de Córdoba para estudiar Ciencia Política y Comunicación Social en las Universidades Católica y Nacional, e integra el Taller Experimental Universitario. A fines de la década del noventa, contribuye a crear Educare, centro especializado en aprendizaje para niños y jóvenes. Continúa su formación actoral en el Taller Municipal de Alta Córdoba. En el año 2000 funda e integra Balbuceandoteatro, grupo independiente hacedor del Ciclo Teatro por la Identidad-Córdoba. Se forma y trabaja con reconocidos teatristas argentinos: Rafael Reyeros, Paco Giménez y grupo Los Delincuentes. Realiza talleres y seminarios con Tato Pavlovsky, Norman Brisky, Ricardo Bartís, Pompeyo Audivert, Alejandro Catalán, entre otros. En clown se perfecciona con Gabriel Chamé, Néstor Muzo, Los Solitarios, Marina Barbera, etc.

Participa como actriz, clown, dramaturgista y gestora en espectáculos y obras producidos por Balbuceandoteatro. Coordina las Áreas Gestión y  Comunicación del grupo. Ha obtenido becas de perfeccionamiento e investigación del Instituto Nacional de Teatro y del Fondo Nacional de las Artes.  Ha participado en diversos espectáculos de teatro clown, en performances y varietés. Su espectáculo “Cándida Da” teatroclown para chicos y grandes estrenado en el año 2012 obtuvo el premio Corredores teatrales 2013 y es seleccionado para participar en diversos festivales, entre los que sobresale el Festival Internacional de Mercosur y el II Festival Internacional de Payasos, en Las Tunas, Cuba. En el año 2014 estrenó un nuevo espectáculo de teatro clown para todo  público “Paraguagüita”, con el cual obtiene el premio a la Creación y Producción teatral 2014 de la Agencia Córdoba Cultura. “Cascaja” es la última creación colectiva de Balbuceandoteatro, en la que participa con su payasa Cándida, experiencia payasa literaria estrenada en 2015, que obtuviera el apoyo del Fondo Nacional de las Artes.

 

Espectáculos  en Cartel 

 Cándida Dá

Teatro Clown para chicos y grandes

Cándida Dà Trailer from candida da on Vimeo.

 

Paraguagüita

Teatro Clown para chicos y grandes

PARAGUAGÜITA Trailer from candida da on Vimeo.

 

Cascaja

Teatro Clown para chicos y grandes

 

CASCAJA Trailer from candida da on Vimeo.

Compartir
Artículo anteriorMutttis teatro en vacaciones de invierno: programación
Artículo siguiente“Festival MOMUSI canta” en el CPC Argüello
Sol Castro
Mamá de una bella niña, Liz Isabelle, con quien va al teatro, cine y demás espectáculos infantiles, desde antes de nacer. Y aunque Liz aún es muy pequeña, madre e hija disfrutan por igual. Fundadora, Directora y Editora de Qué hacemos má?! (www.quehacemosma.com). Periodista. Especialista en Periodismo y Marketing Digital. Maestranda en Comunicación y Cultura Contemporánea (CEA-UNC) Lic. en Comunicación Social con especialización en Comunicación Audiovisual (Facultad de Comuninación-UNC). Como periodista y emprendedora, creó el primer medio de Córdoba, especializado en arte y cultura para niños expandiéndolo a Santa Fe y el resto del país, www.quehacemosma.com, para la difusión y producción de actividades, productos culturales y espectáculos dirigidos a niños y jóvenes. Como docente, dicta talleres de capacitación en Periodismo Cultural para periodistas, estudiantes, gestores culturales, etc; en diferentes instituciones de Córdoba, como el Goethe Institute-Córdoba, Cocina de Culturas, UNC (Facultad de Ciencias de la Información) Universidad Nacional de Córdoba y Talleres de Animación a la lectura y escritura y Cine para chicos de 8 a 12 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here