“Paya 21”: Payamédicos con Síndrome de Down para multiplicar amor

0
249

¡Hola amigos de Qué hacemos má?!

Es un placer para mí encontrarnos en este espacio y que disfruten de nuestras actividades e historias. Poder contárselas para difundir nuestra labor y que ustedes también puedan conocer y compartir lo que hacemos.

Cada día somos más los que participamos de esta columna, es decir, quienes aportan a comunicar la labor payamédica. Llegan palabras viajeras desde distintas partes del país. Hoy, el tema que nos convoca,es ¡Los Payas 21!

Payamédicos Organización Civil, recientemente incorporó e incluyó con toda la significación que merece, a 14 nuevos Payas 21 en un dispositivo integrado por personas con Síndrome de Down o Trisomía del Par 21.

Por tal motivo, viajé virtualmente  a Tucumán y charlé con Celeste Marcaida, nuestra “Chele”, colega Formadora de Payamédicos de esa provincia, quien es Payamédica hace 5 años y fue una de las primeras en visualizar esta iniciativa. Cele vive con su mamá y 3 hermanas: Fabiola, Romina y Maria José, Cele nos cuenta que Romina y M. José “vinieron con un Cromosona de más, pero somos iguales”.

 

A raíz de que María José expresaba su deseo de ser payamédica desde que veía a Cele en esta actividad,  en una de las tantas charlas con José Pellucchi, comenzaron a crear y pensar de qué manera incluir a las personas con síndrome de down en un nuevo dispositivo.

Fue en febrero de este año que Payamédicos recibió una propuesta de  ASDRA (Asociación Síndrome de Down de la República Argentina) para hacer algo juntos.

Cele, con alegría nos cuenta al respecto: – Una tarde de marzo  me entero que íbamos a hacer algo con la gente de ASDRA y ahí surgió ¡¿cómo lo llamamos!? Pensándolo, surgió la idea de Paya 21 , 21 por la trisomía, ya que en genética una trisomía es la existencia de un cromosoma extra, en vez de un par homólogo de cromosomas, es un par triplete; fue ahí que el 21 de Marzo, Día Internacional de Síndrome de Down, Payamédicos dió a conocer el nuevo dispositivo que arrancaría en abril, los encuentros se realizaban todos los lunes en Buenos Aires y ahí estaba yo, cada lunes gracias a mi jefe y mi familia, que me permitía viajar en avión todos los findes de semana, durante un mes y medio, para compartir experiencias, aprender del maestro Pellucchi que fue quien formó a estos primeros payas 21 y a más de 20 Payamédicos, para poder acompañarlos y guiarlos en este camino, y aprender de ellos también.

En principios yo estaba del otro lado,  pero cada vez que los miraba pensaba en mis hermanas, en esos 2 ángeles que la vida me dio y que me acompañan siempre. Paya 21 ayudó a cambiar la mirada y alimentar que se puede, que siempre se puede, ¡las barreras no existen! Como siempre digo, incluir no es dar la bienvenida, si no dejar entrar.

Así fue que, los payas 21 hicieron su primera intervención en un Hogar, el sábado 1 de julio en Buenos Aires y lo que sucedió fue mágico, todos con sus payavestuarios impecables, sus expresiones, su manera de desenvolverse. Los payas 21  van acompañados por Payamédicos ya recibidos a sus intervenciones, como así también a la hora de realizar el taller de payateatralidad.

Una de las Payas 21, María Belén Vieitez Capurro, tiene 23 años, es de Ramos Mejía, es asistente deportivo, tenista, actriz, graduada en formación para empleo, educadora ambiente, ¡ y ahora es Ruperta Experta! Con una gran sonrisa, nos contó que es una experiencia muy buena para ella y muy importante para los abuelitos para que puedan hacer cosas hermosas y poder imaginar cosas que les hagan bien. “Ellos se ponen re contentos porque jugamos”.

¡Con amor se puede un mundo mejor!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here