Rescatando juegos de la infancia: el elástico

0
415

Nunca supe jugar al elástico, quizás por mi condición de niño, tal vez por mi torpeza, que con los años fue madurando. Lo cierto es que tuve una profunda admiración por el juego y los que lo jugaban. Más si eran las hermanitas Gutiérrez, dos bellezas de la cuadra que no sólo dominaban el elástico, sino que eran capaces de hacer lo mismo con mi corazón de niño.

Ellas eran imbatibles y yo un mudo fan, festejaba cada una de las destrezas que realizaban; cada una a su turno o en equipo de dos, las hermanitas siempre conseguían chicas y chicos que las desafiaran, quienes iban entrando en su elástica estrategia. Con una inocencia aparente, comenzaban en PRIMERA, con el elástico a la altura de los tobillos, y de ahí en más, provocaban vértigo en mis ojos: CENTRO, saltaban y caían dentro del rectángulo que formaba el elástico; CABALLITO, saltaban y caían del lado contrario en el que habían comenzado, quedando con el elástico entre sus dos pies. Una pequeña ovación interna y con pleno disimulo, canturreaba como ventrílocuo: Arroz con leche o alguna otra canción que los años han guardado en el olvido.

La emoción seguía y las Gutiérrez elevaban mi corazón con la PISADA, saltando y pisando con los dos pies el elástico; pero el arma secreta mejor guardada de las hermanitas, esa que hacía temblar las mercerías del barrio, era hacer el LIBRO: pisaban el extremo opuesto sin quedar trabadas en el elástico y saltando para afuera, a continuación, sin respiro pasaban a la Z, marcando la letra con el elástico y los pies. Destreza que hasta el día de hoy se me complica explicar, destreza que comprobaba a través de la imposibilidad de su descripción, que el amor no tiene palabras.

Después, SEGUNDA, TERCERA, CUARTA, QUINTA y CIELO, y las hermanitas Gutiérrez habían llegado a donde los niños se enamoran y callan y se les enreda el estómago de mariposas o broches de la ropa. Ahí, en ese lugar donde los juegos de chicas, eran cosa de chicos.

 

Cómo se juega

Existen varias maneras de jugar al elástico: Pisar uno o las dos partes del elástico con un pie o con los dos pies; Pasar el pie o la pierna por encima; enrollar y desenrollarlo a la pierna; saltar con los dos pies en el centro o dejando uno fuera. Además existen varias canciones para acompañar el juego. Mirá este video, vale la pena. ¿Tus hijos o hijas juegan al elástico?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here